viernes, 16 de octubre de 2015

Operación de reservorio

El día 26 de Julio de 2010 me ingresaron para ponerme el reservorio.

Tenían que ir en ayunas (aprox. 8-10h antes sin comer) y en la parte de urgencias del hospital infantil me mandaron a planta.

Tras ingresarme y esperar un rato vino la anestesista, me dieron un calmante y me llevaron a quirófano.

El reservorio (hay toda una entrada dedicada a él), me lo colocaron en el centro, aunque normalmente se suele colocar en un lado, yo estaba en pleno desarrollo... y pues no podía ser colocado en el lateral.
La vena a la que dirigieron el tubo fue hacia la vena del cuello, hacia el lado derecho.

También aprovecharon la anestesia general para hacerme una 2da punción lumbar y no tener que hacérmela más tarde y evitarme ese dolor. (Lo hicieron para descartar que el tumor se expandiera por mi cuerpo.)




La duración de la operación fue de aproximadamente 1h30 - 2h



Luego de la operación me llevaron a una sala para despertar (no recuerdo su nombre...) en la que había varios niños más. Recuerdo que me costó mucho despertarme, pues tenía mucho sueño y aunque la enfermera me decía venga, despierta, abre los ojos, yo le decía estoy despierta pero quiero seguir durmiendo, esto le pasó a otro niño que llevaba más tiempo en esa sala... al cabo de un rato le echaron un vaso de agua para que se terminara de despertar (no se si fue un familiar o una enfermera...) y fue entonces cuando me dijeron que si seguía igual también me despertarían con agua (pero con voz de broma, eh) y yo rápidamente abrí los ojos...
Pero aún así quería seguir durmiendo, pero no podía... ya me habían despertado.

Después de eso me llevaron a mi habitación y recuerdo que me dolía mucho el cuello, por lo que me pusieron un calmante para el dolor...

Al cabo de un rato me ofrecieron un yogur, que acepté porque tenía mucha hambre, quería más y me lo denegaron (normal..) porque había sido anestesia general y para evitar tener vómitos...

Cuando comía el yogur fue que me dí cuenta de que me había mordido la lengua cuando me anestesiaron y la tenía hinchada. Pero eso era lo que menos me iba a doler...

Esa misma tarde me dejaron irme a casa.

Cuando me tuve que levantar de la cama, me dio un calambre en el cuello, al mínimo movimiento me dolía... MUCHO. Era un calambre tan fuerte el que me daba en el lado derecho del cuello...

Lo que me costó levantarme de la cama y vestirme (incluso con ayuda de mi Mami).

El camino de vuelta a casa fue espantoso, con cada bache o saltito que diera el coche me daba un calambre en el cuello...

Lo iba a pasar mal con eso y no sabía cuanto...


Espero no asustar a nadie con esto 
  


Lee, Comenta y Comparte.
No olvides que si estás pasando por esto aquí tienes a alguien que escucha y aconseja.



NOTA: Perdón si se hizo corto, quería contar la operación de reservorio y mañana diré los cuidados básicos que me dijeron y cómo me fue, ya queda menos para que empiece a contar los tratamientos de quimio! Gracias a todos los que leen, comparten, me apoyan y confían en mí contándome vuestras experiencias!! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario